Integración 3D de producto en fotografía.

Existen múltiples aplicaciones en las que la integración 3D de producto en diferentes ambientes es la mejor solución. Esta técnica ahorra muchos costes en producción. En primer lugar llevamos a cabo el modelado en 3D del objeto o bien el cliente nos proporciona su producto. Posteriormente integramos los modelos 3D en fotografías reales tomadas en espacios exteriores o de banco de imagen. De esta manera obtenemos resultados realistas y con una gran calidad. Sin embargo la integración de un objeto 3D en una fotografía real no es algo sencillo. Para lograr una buena integración 3D hay que tener en cuenta muchos factores como es la perspectiva y la ilumicación.